POSICIÓN Y EFECTO DE LAS LUCES

A la hora de iluminar no existen esquemas de luces, posiciones concretas de los focos, etc, sino que lo ideal es referir posiciones de las fuentes de luz y el efecto creado sobre el sujeto según estas posiciones, y en base a esto construir según cada caso, nuestra iluminación.

Gerald Millerson, cineasta, profesor y experto en video y televisión, describe un sistema para referirnos a cada luz según su posición; Se basa en una esfera de reloj donde al sujeto se le coloca en el centro, con su nariz apuntando a la posición de las 6. Así diferencia cuatro posiciones concretas para las luces, denominadas:

  • Frontal, cuando situamos el foco de luz entre las 5 y las 7.

  • Tres cuartos (lateral), cuando situamos el foco de luz entre las 7 y las 9, o entre las 3 y las 5.

  • Kicker (lateral trasera), cuando situamos el foco de luz entre la 1 y las 3, o entre las 9 y las 11.

  • Contra (trasera), cuando situamos el foco de luz entre las 11 y la 1.

Hay que recordar que estamos referenciando sobre la posición del sujeto mirando a las 6, es decir, que si el sujeto gira (independiente de la posición del fotógrafo y del tiro empleado), el reloj gira con el sujeto, pues los efectos de cada posición concreta siguen siendo los mismos respecto al conjunto de posición sujeto/reloj.

  • Frontal. También llamada Paramount por su utilización habitual en las producciones cinematográficas de Hollywood. El foco se sitúa en torno a la posición de las 6 (entre las 5 y las 7). La luz ilumina principalmente la careta (centro del rostro, entre ambas mejillas), produciendo una pequeña sombra bajo la nariz y en los párpados. Se modifica esta sombra alterando la altura del foco respecto a la cabeza del sujeto, acentuándose las sombras cuanto más alta situemos la luz, y disminuyendo la sombra cuanto más baja sea la posición del foco.

    Dibuja muy bien los rasgos, el modelado es bajo y la fotografía resulta plana. Suaviza las imperfecciones de la piel al diluir las texturas. Muestra muy bien el punto de luz en los ojos, dándole vida a los mismos. Cuanto más se sube el foco, aumenta el modelado, enfatizando la sombra en los párpados, bajo los ojos, dando un efecto de envejecimiento al sujeto retratado.

  • Tres cuartos. También llamada Rembrandt por ser una posición de la fuente de luz muy empleada por dicho pintor en sus retratos. La posición del foco es lateral, ya sea a izquierda o derecha (entre las 7 y las 9, o entre las 3 y las 5 respectivamente).

    Provoca una sombra en la nariz que llega a tocar el labio superior, y un triángulo de luz bajo el ojo en la mejilla del lado opuesto (en sombra) a la posición del foco. Es una luz que modela bien las facciones del rostro y destaca las texturas, por lo que también hay que considerar que dejará en evidencia las imperfecciones de la piel.

    El lado del rostro más iluminado tiende a aparentar mayor, jugando con ello podemos modificar la sensación de apariencia de un rostro. Existen dos variantes de esta posición:

    • Tres cuartos ancha. Situamos la cámara del mismo lado que el eje del foco. Esto hace que la cámara esté del lado de la mejilla iluminada, tendiendo a ensanchar la imagen, muy apropiado para rostros alargados.

    • Tres cuartos estrecha. Situamos la cámara del lado contrario al eje del foco, es decir, del lado de la careta en sombra, tendiendo a alargar la imagen, muy apropiado para rostros anchos o redondos.

  • Kicker o lateral trasera. Al situarse el origen de la luz en la parte trasera, dibuja la silueta de la cabeza sobre el lado donde se sitúa el foco de luz, y el lado opuesto queda en sombra.

  • Contra o trasera. Al situar la fuente de luz completamente trasera respecto a la cabeza, produce un contraluz, es decir, el rostro queda completamente en sombra y dibuja su silueta sobre el fondo.

Como conclusión, al componer nuestra iluminación, no tratamos de buscar una luz para exponer correctamente nuestra toma, esto vendrá posteriormente cuando midamos, sino que se trata de modelar la figura y transmitir sensaciones, crear ambiente. Para ello es primordial conocer la posición de las luces y el efecto que produce en la figura y rostro.

Saludos.

© 2007-2017 AD Fotografía Optimizado para