El valor de exposición de un fotómetro parte del cálculo según una convención que determina la cantidad de luz que reflejan los objetos blancos y negros; típicamente mide en un gris medio que refleja un 18% de la luz recibida (según el sistema de zonas, en la V) perfectamente calibrado.

Teniendo tres cartulinas: negra, gris medio y blanca, iluminadas uniformemente, medimos con la cámara sobre la blanca y exponemos con ese EV, medimos sobre la gris y exponemos con ese nuevo EV, luego medimos sobre la negra y exponemos con ese nuevo EV. Las tres fotografías tendrán el mismo color, gris medio.

Ahora frente a las tres cartulinas tomamos una medición sobre la cartulina de gris medio y con ese EV exponemos para la blanca, gris medio y negra, observamos que la foto de la cartulina blanca será blanca con textura, la foto de la cartulina gris será de gris medio con textura y la foto de la cartulina negra será negra con textura, de modo que comprobamos que la medición de luz reflejada mide siempre un gris medio. Si antes de exponer tomamos el EV de exposición con un gris medio, la fotografía será perfecta porque cubriremos toda la gama de tonos bajos, medios y altos con textura.

Al momento de medir una imagen, veremos por el visor o pantalla, una serie de números que se desplazan arriba o abajo de un punto de equilibrio, representado por un cero, hacia los signos +/- opcionalmente marcados con algún valor entero (indica el grado de desvío desde el cero). Dicho punto cero es, en teoría, nuestra exposición correcta (EV, representado por la terna de velocidad, diafragma e ISO). Los valores sobre este nivel (sobre cero, con el signo +) representan sobre exposición. Y en el caso contrario (bajo cero, con el signo -) representan sub exposición.

Recordar que si modificamos uno de los tres parámetros y compensamos el resto en la misma proporción en sentido inverso, mantenemos el EV, es decir, el fotómetro seguirá marcando al punto cero, exposición correcta.

En la práctica, lo que debemos tener claro es que la mayoría de nuestras escenas cumplirán el concepto de gris medio, pues este tono es una aproximación al tono medio de piel y a una infinidad de situaciones. Sin embargo, son variadas las ocasiones en que no basta el punto de equilibrio del exposímetro y habremos de tenerlo en cuenta.

Típicamente, escenas de alto contraste (o contraluces), superficies brillantes, y predominio de negros. Los contraluces por ejemplo (fotografiar una ventana desde el interior típicamente) habrá dos valores EV posibles; uno para el interior de la habitación, y otro para lo que vemos por el exterior de la ventana, habrá que tomar una solución de compromiso ya que la cámara no puede registrar tanto rango dinámico (ver HDR); o tomar una medida intermedia, o decidir si damos prioridad al exterior, o interior.

Con superficies brillantes (típicamente en días soleados) como pueden ser nieve, arena de la playa, e incluso el pavimento al mediodía en verano, donde predominan los blancos y los brillos, éstos quedarán grises: nuestra foto estará sub expuesta. La solución es sobre exponer entre 1 y 2 puntos (compensación de EV). Donde predominan superficies oscuras y negras, a la inversa del caso anterior, todos los tonos oscuros tienden a aparecer grises, la foto estará sobre expuesta. La solución es sub exponer entre 1 y 2 puntos (compensación de EV). ¿Qué sucede si juntamos las dos situaciones? Sobre un fondo totalmente blanco, fotografío un objeto negro (ejemplo de la novia de piel negra con vestido blanco). ¿Cómo podría medir si sé que tanto el blanco como el negro quedarán grises midiendo directamente, o perdería detalle en uno de los extremos?

No queda otra opción que tomar un promedio de ambas lecturas, o medir sobreponiendo una carta gris; ésta es la solución más precisa. En la práctica podemos medir con cualquier elemento que consideremos tenga aproximadamente este tono, sea una cartulina que llevamos en la mochila o cualquier elemento similar. Incluso, dependiendo del tono de piel, podría ser nuestra propia mano la que nos entregue el gris medio; es cosa de experimentar.

© 2007-2017 AD Fotografía Optimizado para