Ante todo aclarar que esto no pretende ser una excusa sino una explicación somera de cómo funciona la fotografía digital.

El formato con que trabajo en la cámara es con archivos RAW. Estos no son imágenes como lo sería un archivo JPG o TIFF, sino la información en bruto tal cual la recoge el sensor digital de la cámara, es decir, información de luminosidad, brillo, etc, por cada pixel.

La inmensa mayoría de cámaras digitales actualmente en el mercado, utilizan sensores con alguna matriz para la interpretación del color, partiendo de los colores primarios luz; rojo, verde y azul, esto genera un archivo con pérdida de información que se traduce en imágenes poco nítidas. Además no integran información sobre el ajuste de blanco, curvas de ajustes de tonos, etc. Seguimos sumando, como a los sensores digitales actuales les afecta el ruido digital en la gama de bajas luces, se utiliza una técnica llamada del derecheo del histograma cuando la toma lo permite, que viene a ser sobre exponer en la toma independientemente del resultado que busquemos en la foto final. Para acabar al no ser un archivo de imagen, no podrás visualizarlo con las aplicaciones habituales, solo con un programa específico para revelar archivos RAW.

Es con estos programas de revelado (una vez finalizada la sesión, trabajo de ordenador) con los que se aplica posteriormente los ajustes de enfoque final, ajuste de blanco, curvas tonales, compensación de exposición (sub exponer por ejemplo aquella imagen que anteriormente sobre expusimos para evitar el ruido digital), correcciones de lente, etc, para obtener una fotografía, que puede ser el producto final o incluso continuar con un procesado que añada algún efecto artístico o ajustes más precisos (o al gusto y estilo del fotógrafo) de tonos, brillos, contrastes, para entonces sí llegar a la fotografía o producto final.

En resumen, solo es fotografía como has visto lo que ha pasado por un revelado (y opcionalmente procesado). Cualquier otra cosa, como son los archivos RAW, es información bruta con ajustes neutros a lo que el fabricante haya definido en su estándar y el fotógrafo ajuste en la toma digital (sin enfoque final, sin ajustes de blanco, sin curvas de tonos, sin la exposición adecuada, sin poder visualizarse), es decir, un paso intermedio, un producto inacabado, trabajo a medio realizar.

Y como lo que he ofrecido son fotografías, pues eso es lo que entrego, ni más, ni menos. Ahora seguro que lo entiendes.

Saludos.
© 2007-2017 AD Fotografía Optimizado para